Una plataforma de cultura contemporánea

Réplica: Touring in México

Hace unos días encontré dentro de la pagina del SXSW  un panel llamado “Touring in Mexico”  el cual se presentó este 2011 y con el cual el festival hacia promocion a la siguiente edición. Me dio curiosidad y entré a ver de qué se traba. Al leer la descripción y ver a los panelistas no pude evitar escribir esta reflexión al respecto.

El panel trata sobre  “a unique set of problems”, los cuales se tienen al organizar una gira de un artista extranjero dentro de México. Acertado tópico, ya que los que nos hemos aventurado a hacer presentaciones de artistas internacionales sabemos lo difícil que puede resultar. Lo que parece ridículo es que los panelistas proponen la violencia como principal problema, además de afirmar que “panelists shared their stories on how venues, promoters and artists are working together to ensure successful gigs”  como si éstos lo estuvieran logrando.

Como moderador está Héctor Toledo (director de ACHE Producciones) con los panelistas Diego Jiménez (director de TAPE, una de las promotoras encargadas de manejar el MX Beat), Ximena Sariñana, Carlos Verástegui (otro integrante de ACHE) y Camilo Lara. Excepto Ximena (quien no se por qué está en el panel, imagino que para dar el punto de vista de un artista que ha participado en giras), estos promotores y sus políticas de trabajo han sido una de las principales razones por las cuales en los últimos años es difícil hacer giras en este país. Ahora lo explico.

La problemática:
No es una novedad el que en México estemos acostumbrados a pagar dos o tres veces más por un artista, en cuanto a honorarios, comparado a lo que se paga en Estados Unidos o en Europa. Esto es consecuencia de un largo historial de desaciertos que hemos cometido varios promotores, sumados a la falta de conocimiento y compromiso y por la ambición desmedida de los que han convertido a este país en tierra fértil de oportunidad monetaria para las agencias internacionales.

Cuando una agencia de contrataciones (bookings) decide ofertar a un artista a los promotores mexicanos para hacerles una gira en este país, la dinámica es la siguiente: se crea una subasta entre varios de los promotores interesados partiendo con base en los honorarios que ese artista está acostumbrado a ganar regularmente, mientras se deja que la jauría de ignorantes promotores se peleen a muerte ofertando uno más que el otro, lo que provoca el aumento de los honorarios del artista subastado hasta llegar a una cantidad ridícula, tanto que  es probable que dicho artista nunca la haya ganado antes en su vida.

Lamentablemente muchos de los promotores en México tienen como móvil principal el reconocimiento que presentar a algún artista codiciado por los demás puede traerle, aunado a la ambición de hacer las ganancias de un año de trabajo con un par de conciertos. Todo esto trae como resultado los precios altísimos de boletos para conciertos que el público termina pagando.

ACHE ha  jugado a lo largo de ya varios años un papel protagonista en estas subastas, los resultados se reflejan en cancelaciones de último momento de conciertos por mala pre-venta pues, claro, por más que quieras ir a un concierto el pagar arriba de $500 pesos no siempre es posible. Y cuando una promotora ha cancelado conciertos en repetidas ocasiones como ACHE sin re-embolsar el dinero del boleto, pues habrá menos interesados en comprar pre-venta.

El otro promotor invitado es TAPE y como mencioné arriba es uno de los responsables de MX Beat. Muchos en su momento vimos este festival como algo positivo pero ¿dónde esta ahora? ¿Por qué no tuvo continuidad? La razón más clara es que era una estrategia de marca la cual en cuanto se cambió la prioridad de directores de marketing, pues dejó de existir. Pero ¿por qué insinúo que este festival no dejó nada positivo? El festival y sus encargados de contrataciones (precisamente TAPE) con el sobrado respaldo monetario que tenían por parte de Marlboro, se encargaron de estar ofertando cantidades estratosféricas por los artistas que presentaron, acostumbrando así a las agencias de booking extranjeras a que en México se cobre alto, poniéndoles en bandeja de plata la posibilidad de decirles a otros promotores “si tú no me pagas esta cantidad irracional, alguien más lo va a hacer” como lo hacia TAPE junto con el MX Beat en aquellos tiempos y ahora supongo que tendrán algún otro ignorante director de marketig con presupuesto a quien venderle carísimos los artistas.

En el video del panel abordan un punto interesante, al decir que en México, a diferencia de Estados Unidos (ejemplo propuesto por los participantes), sólo hay pocas ciudades para producir conciertos redituables; mencionan que incluso solamente en algunos estados del vecino del norte se pueden hacer giras  incluyendo mas de 10 ciudades, cuando en México solo hay 3 o 4 ciudades base (DF, Monterrey, Guadalajara) esto es muy cierto, pero lo que se les escapa y que desde mi parecer es tener una visión corta, es que en Estados Unidos existen circuitos activos de foros que presentan artistas locales y nacionales, que han creado una escena donde tanto los foros como los públicos están acostumbrados a ir a conciertos pequeños pero constantes pagando precios asequibles pero con una frecuencia regular, lo que permite que cuando se organiza una gira con un artista internacional se puedan generar muchas fechas en lugares pequeños pero en gran número de ciudades. Desde mi punto de vista esto es lo que hace falta trabajar en México,  pero ¿quién  de estos panelistas está haciendo algo? ¿Por qué la mayoría de los promotores en México están preocupados por traer “the next big thing” del extranjero y muy pocos se preocupan por crear estos circuitos de artistas locales? ¿Será esto la raíz de la problemática tratada en este panel?

Estas situaciones suceden sin que mucho de ellas salga al público (se entiende que es difícil, desde fuera, enterarte de los tejes y manejes) pero al final de cuentas todos esto termina por afectar la oferta de conciertos que tenemos y sus precios, lo cual nos atañe a todos. El panel en el SxSW puede o no tener relevancia, aunque debería tenerla, pero lo importante aquí es reflexionar sobre estas cosas a la vez que asistimos a los conciertos como músicos, como prensa, como promotores y sobre todo como público.

Publicado por: alfonso muriedas.

Dejar un comentario

Información

Este artículo fue escrito el 18 de octubre, en la categoría de Desarrollo cultural, Música.

Tags

, , ,

Compartir este artículo



URL corto http://tinyurl.com/6l5l9nq